Poroto Lux rompe el silencio tras las fuertes críticas: “Lo que a mi me duele es…”



Germán Lux tiene 35 años, formó parte del último equipo argentino campeón del mundo en fútbol y hace unos meses regresó a casa, a la que considera su casa (River Plate) para ir cerrando su carrera. Esperaba un cariño que no encontró en su salida un tanto extraña del Deportivo de La Coruña, y seguir sintiéndose importante en uno de los grandes clubes de Sudamérica. Pero está pasando un mal rato por las críticas durísimas que recibió del entorno y, más importante, desde dentro del propio club. La situación que Germán Lux está atravesando en River Plate pone de manifiesto la dura realidad que se encuentran muchos futbolistas cuando deciden regresar a casa.

A mí no me duelen las críticas, a mí me duele la falta de respeto. Estamos en una sociedad complicada y no hay que olvidarse que esto es un deporte”, dijo el Poroto tras la clasificación de River para la final de la Copa de Argentina. El equipo millonario eliminó a Morón (3-0), un partido que resolvieron fácil los de Marcelo Gallardo después de que Lux hiciera una parada clave con 0-0 en el marcador. La atajada del meta sirvió de reivindicación después de las durísimas críticas que recibió de Enzo Francescoli, mito del club y parte del organigrama técnico, tras la semana fatídica de River: eliminación en la Libertadores y derrota en el clásico contra Boca en el Monumental.



 “Lo de Lux fue una necesidad porque no encontrábamos un arquero en el mercado. Hablé con Sergio Romero, Nahuel Guzmán y con Franco Armani y no quisieron venir. Más allá de las ganas y de la plata, fuimos a buscar un arquero de primera clase y no vinieron“, dijo Francescoli en plena explosion de frustración en River Plate. Las palabras del mítico uruguayo dejaron a Lux a los pies de los caballos. Enzo tuvo que disculparse en un entrenamiento con el Poroto. “Lo que pasó con Francescoli también ya lo hemos hablado donde teníamos que hablarlo, por lo menos yo públicamente esas cosas no me gusta hablarlas, fue un punto y aparte, tenemos que tirar todos para el mismo lado. Hemos pasado días muy complicados, en mi regreso me encontré con una situación difícil, hay que tener personalidad, seguir trabajando”, dijo el veterano portero tras clasificar a River Plate para la final del único torneo que pueden ganar esta temporada.Lux ejemplifica así lo difícil que puede ser para los futbolistas emigrados durante más de una década volver al lugar de origen. Un movimiento que al jugador le llena de orgullo y emoción por cerrar un ciclo, pero que en ocasiones choca de manera frontal con las expectativas del aficionado y la exigencia del propio club. Germán Lux, que dejó un caos en la portería del Deportivo de La Coruña tras su salida, sabía dónde se metía: River Plate no es un balneario de relax. Quizás lo que menos esperaba el Poroto fuera la dura contestación interna de una voz tan reconocible como la de Francescoli.

Fuente: Medallista.com

Millo, qué opinas al respecto?


Con diseño igual a ElMillo.com pero donde puedas escribir sobre lo que quieras
Para más info podés escribir o llamar 03492-588218